Lluvia

Me dijo mientras una lágrima recorría su mejilla a la vez que comenzaba a llover tenuemente: tengo algo que contarte.

Esa alegre y preciosa cara, perlada por las minúsculas gotas de agua que caían como un pequeño pero contundente presagio, había experimentado un leve cambio cuyo significado no acerté a adivinar.

Supe entonces que ya nada en mi vida volvería a ser igual.

Comentarios

Hache ha dicho que…
Corto, conciso y precioso. Bonita manera de dar forma a una imagen con palabras.
Oscar García ha dicho que…
Gracias, a veces con muy pocas palabras se pueden decir muchas cosas

Más leídas

Ojos tristes

De recuerdos hundidos

Completar el ciclo