Entradas

Mostrando entradas de enero, 2010

Magia

Su magia era tan transcendental como intangible; se movía a golpe de varita siempre con el corazón y el alma.
Pequeña despeinada bailaba al son de una alegría llena de ilusión; anhelos de niña con sonrisa desdentada y ojitos café, endulzaba el amargor de toda desilusión mediante fantasía, redondas, blancas y corcheas.

Bruja sin apariencia de tal, hechizaba miradas e hipnotizaba conciencias, haciéndolas cautivas de su encanto, enamorada de un mundo en el que no terminaba de encajar, y en el cual buscaba sin descanso un horizonte al que volar; incansable soñadora de quimeras.
Querida, amada y hasta odiada porque su paso no dejaba lugar a la indiferencia, porque su contoneo marcaba los compases de un corazón aquí y otro allá, provocando sentimientos contrapuestos.

Su presencia era vida, cuando no estaba quedaba el más absoluto vacío; la explosión de una supernova que deja un agujero negro por el que se escapa la alegría, la luz y las sonrisas; un huracán en cuyo ojo estaba ella.

Dócil fragili…