Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2010

Estirar hasta romper

Mila tomó aire lentamente hasta llenar los pulmones, con la mente en blanco, sintiendo el corazón palpitar y el fantasma de su miedo royéndole el alma con un blues de despedida, desgarrador y miserable, como todos los días que había pasado anhelando felicidad, pero obteniendo falsas promesas y esperanzas vanas. Promesas que tenían el valor del momento en el que eran lanzadas, en forma de rosa pero cargadas de espinas, embriagando los sentidos, obnubilando el raciocinio y haciendo que la acomodada rutina tuviese apariencia de bienestar y alegría.

No podía más. No quedaban ya lágrimas que derramar, frente al espejo, escupiendo miradas de odio contra su propia imagen demacrada; estúpida por soportar y perdonar constantemente.
La habían pisado demasiadas veces y demostraba su entereza volviendo a levantarse, aunque no lograba reaccionar ante el siguiente pisotón.

Sus ojos no reflejaban nada porque los sentimientos la habían abandonado; confundidos y exasperados dejaron de tener cabida en aqu…