Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

¿Jugamos?

Me encanta hacerte disfrutar... verte respirar, acariciarte mientras observo tus pupilas dilatarse.

Aquel verano fue como todos los demás... casi.
Lo curioso de ese "casi", es que fue el detalle que cambió la monotonía de un verano más.

Alrededor de la piscina los grifos escurrían cerveza y tinto de verano, mientras la piel bronceada de muchos cuerpos exudaba a borbotones las risas y los bailes.

Ella estaba allí...

No la conocía, al menos en persona; la había visto alguna vez pero nunca me llamó la atención demasiado.
Tenía sonrisa alegre y ojos risueños, brillantes, penetrantes. Su piel dorada brillaba con el sol de poniente, y el contraste que producía la sinuosidad de su cuerpo ocultaba sombras que sólo cabía imaginar.
Vocalizaba cada palabra moviendo unos labios sonrosados, carnosos, humedecidos por el vino, e hinchados por el calor.
Gesticulaba y se movía al son de la música, enseñando los dientes al sonreír, como el preludio de una amenaza; una amenaza teñida de lasci…