Placeres (parte II)

Antes de éste, hay un Primer Acto, no es imprescindible leerlo, pero sí recomendable.


...me arrodillé frente a tí abriéndote las piernas, mirándote a los ojos con mis ojos locos de lascivia, y me introduje entre ellas al tiempo que tu cabeza daba un respingo hacia arriba y dejabas escapar un gemido de puro placer, entregándote por completo...




No pudiste aguantar más. Lo estabas deseando fervientemente.
El orgasmo llegó a tí como un torrente arrollador.
Tu cuerpo se había convertido en una electrificada bomba que al estallar hizo convulsionar todo tu cuerpo y deleitar mis oídos con un sonoro gemido que estremeció hasta las paredes.
Durante unos maravillosos segundos el único sonido de la habitación era tu respiración agitada que trataba de restablecer la normalidad en tu cuerpo mientras me mirabas, con tus preciosos ojos entrecerrados, en tono desafiante, pero a la vez inmensamente agradecida.

Aquello no había hecho más que empezar.

Te tenía absolutamente presa de mis caprichos, eras consciente de que estabas entregada totalmente a mí, y el solo hecho de pensarlo te excitaba salvajemente y hacía que volviesen los jadeos pidiendo más, mucho más.

Acerqué mi cara hacia la tuya despacio, disfrutando, sin dejar de mirarte ni un instante; tus ojos seguían desafiándome y abrí la boca para encontrarme de nuevo con tu lengua, que me esperaba impaciente.
Aún semirrecostada, te incorporaste un poco y me puse sobre tí apartando tu pelo humedecido; tus manos bajaron por mi espalda hasta posarse en mis nalgas firmemente para atraerme aún más hacia tí, pegando mi cuerpo al tuyo, mi cadera a tu pecho, y comenzaste a besarme cálidamente la zona abdominal acariciando hasta mi alma.

Me debías algo, y estabas deseosa de devolvérmelo, así que me tumbaste en el sofá, colocaste tus manos en mi pecho descendiendo pausadamente y tus labios hicieron que me entregase al más excitante y morboso de los placeres.
Pero sabías que aún quedaba mucho partido por jugar y tu lengua volvió a recorrerme por completo hasta llegar de nuevo a mi boca, colocándote sobre mí y comenzando un jueguecito en el que participaba cada poro de nuestra piel.
Tus labios se habían acostumbrado a los míos y no dejaban de explorarlos con avidez; acariciándome el pelo con tus dedos; mi pecho con tus pezones; mi espíritu con el tuyo.

Estaba llegando al límite; volví a apresar tus nalgas y con un suave pero firme movimiento te aproximé; tú te dejaste guiar sin dejar de besarme y poco a poco me introduje en tí, sintiendo tus uñas clavarse en mis hombros y escuchando de nuevo ese excitante gemido que se te escapaba por las comisuras de nuestros labios.
Y comenzaste a moverte rítmicamente, como activada por la llave que puso en marcha el mecanismo de tu cuerpo; subías; bajabas; me hacías sentir de nuevo el roce de tus pezones; tus manos sobre mis hombros apretándolos con fuerza; y otra vez esos maravillosos jadeos que me volvían loco.

Disfrutabas llegando hasta el límite, subir despacio para volver a bajar sintiendo cómo milímetro a milímetro iba penetrando en tí hasta que tus muslos chocaban con los míos y volvías a tomar aire para soltarlo temblando de pasión; abriendo los ojos, mirándome y sonriendo para volverlos a cerrar apretando los dientes.

Parecía que nos hubiesen moldeado conectados uno al otro.

De un impulso me incorporé, sujetándote con fuerza, poniéndome en pie y llevándote conmigo; cubiertos de sudor y de vida; me dejé caer sin soltarte, quedando esta vez sobre tí y comenzando a moverme a mi antojo, marcando el ritmo, acelerando, deteniéndome, mordiéndote el cuello y la boca mientras tú arañabas mi espalda más y más fuerte con cada embestida de mis caderas.

Estabas en pleno éxtasis.
Tu mente nublada sólo era capaz de pensar en la excitación y el placer infinito que sentía tu cuerpo.
Tus gemidos descontrolados retumbaban al ritmo de cada uno de los impactos de nuestros cuerpos.

Y sucedió.

Miles de millones de estrellas cruzaron tus ojos, cerrados con fuerza, mientras tus dedos se clavaban empujándome hacia tí, pidiendo más; suplicando que no parase... que no parase.

Y un grito ahogado marcó el final cuando todas las cuerdas de nuestros cuerpos se tensaron al unísono en una coordinada melodía celestial que te hizo saber, por fin,
por
qué
y
para
qué
habías
nacido.

Mirando mis ojos también nublados y jadeantes, me besaste, esta vez cariñosamente, y nos incorporamos empapados en sudor, sabiendo ambos que esto no era sino el principio.


Y brindamos completamente desnudos con las copas de vino aún llenas, cómplices silenciosas de cada uno de aquellos instantes.

Comentarios

Oscar García ha dicho que…
Espero que os guste esta segunda parte y, quién sabe, igual en un futuro próximo hay más encuentros.

Un Abrazo fuerte
PinUpSoy ha dicho que…
Debe haberlos... Magnífico de verdad!
Podía identificarme, sentir, ... uhm... me ha gustado mucho :)

Muaksssssssssssss!!!!
María ha dicho que…
Je... jeje... ;) Me reitero, eres muy bueno en esto :)

Besos
Yurena Guillén ha dicho que…
Muy buena esta segunda parte, Oscar. He acabado de leerlo sonrojada... jajajja....Me ha gustado mucho.
Besos.
M.D.Percara ha dicho que…
jejeje..es solo un relato no me paso jejeje..pero weno gracias? tenes mucha alma de erotismo!!
Belén ha dicho que…
Peaso polvo...

Besicos
Reina ha dicho que…
A ver, yo me iba a la cama ya y, de pronto, me fijo en que existe una segunda parte de tus placeres... No he podido dejarlo para mañana, era demasida la tentación...

¡No me arrepiento! Lo que ya no sé es si dormiré mejor; mañana te lo cuento...

Besos dulces y felices placeres
LOBITO ha dicho que…
Fantástico final. Hummmm... me temo que tiene continuación, jajajajajja, sigue estando en deuda contigo!!!
Uffff...
Muy bueno, el polvo y el relato.

Te mereces un par de besazos.
Ana ha dicho que…
Igual que Reina, yo ya iba a acostarme, y mira por dónde voy a dormir... contenta jeje.
Sigue escribiendo, sabes expresar muy bien estos encuentros ;)
Un beso.
Mixha ha dicho que…
Sigo WOW ahora como me iré a dormir ... estoy super cansada de hacer comprar y pedidos antes de viajar abri tu blog y sí me encantó, ahora me quedaré con tua imágenes y seguro lo leeré otra vez, un besazo Oscar por semejante texto
Jezabel ha dicho que…
Pero tú... pero tú... pero tú de que vas? Que son las 4 de la madrugada! Pobres vecinos, despertarse ahora con el sonido de mi impresora no láser. Esto... te hago la ola.
( p.d.: Sin duda esto ya lo sabes, pero... tío, en este blog somos todo tías!. Relatos eroticos, lencería sexy venta vía internet y a vivir)
Besos
( p.d.: cuánto mides? De altura. de altura de todo el cuerpo, digo)
Esther ha dicho que…
Desprendes en cada una de tus letras una carga erótica,pasional impresionante...Has descrito el encuentro al mínimo detalle que parecía que estuviera dentro de él..¡eres un maestro!Sigue así y que haya más partes..

besos
Oscar García ha dicho que…
PinUp, la relación ha quedado abierta a posibles nuevos encuentros.

María, Gracias!!

Yurena, hasta yo me sonrojé al leerlo después de escribirlo! jeje

M.D.Percara, solo un relato, pero basado en realidades...

Belén, sin tapujos, POLVAZO.

Reina, espero que hayas dormido bien, o por lo menos con pensamientos dulces :P

Lobito, la deuda está saldada, pero ambos saben que la cosa no ha acabado ahí.

Ana, igualmente, espero que hayas dormido bien...contenta :P

Mixha, nada mejor que un relato erótico para descansar y relajarte.

Jezabel, me ruborizas!! has impreso el relato, menudo honor!
Y efectivamente, por alguna razón casi todos los comentarios de mi son femeninos, aunque tampoco lo he buscado, pero me agrada, voy a plantearme tu idea de la lencería vía internet jeje
En cuanto a mis medidas... mejor para un momento íntimo :P

Esther, muchas gracias, como ya he dicho alguna vez, me introduzco en el personaje y todo fluye!

Besazos
loose ha dicho que…
Ejemmm!!...Que "corra" un poquito el aire...a ver si les va a dar algo a estos dos! Jajajajj!!
Cuánta pasión!.....
Eea, ahora un sueñecito reparador, que hay que reponer fuerzas por lo que pueda pasar......

Un besito.
Reina ha dicho que…
Pues sí, querido, he dormido muy bien , con pensamientos dulces (entre lo que leí y lo que escribí...) Jajaja!!

¿Y tú?

Besos
Oscar García ha dicho que…
Loose, las fuerzas son importantes, que luego desfallece uno en los momentos importantes.

Reina, ya leí tu texto y te puedo decir que entre ese y el mío, tuve una noche inquieta jeje.

Besos
pagos electronicos ha dicho que…
wowwwwww pero que calor!!! EXELENTE quien dijo que las segundas partes no son buenas? esto lo desmiente totalmente! un beso!
L . ha dicho que…
No, no han muerto, pero casi xD.
Muy bueno, al igual que el primero.
Un beso.
Rosa ha dicho que…
muy bueno Oscar!!. Este tipo de relatos se mueven entre dos extremos opuestos: en un lado la gilipollez sensiblera y casta y en el otro la vulgaridad chabacana caminonera (sin menospreciar a los camioneros). Saber mantener la historia en lo humedamente sexual sin desviarse es complicado, y tu lo haces bien.
besos.

(a que parece el comentario de alguien serio??? jeje)
Marcela ha dicho que…
Y si.
A quien no le gustan los finales felices.
Excelente.
Un beso grande.
Oscar García ha dicho que…
pagos electronicos, es difícil mantener la tensión en segundas partes, pero lo he tenido fácil porque quedaba lo mejor para ésta.

Lorena, si tuviese que elegir como morir, sería así :P

Rosa, como bien dices, intento mantenerme todo lo que puedo apartado de sensiblerías y chabacanerías, pero es difícil como bien dices. Respecto del comentario de alguien serio, para nada!! jeje.

Marcela, cuando nos ponemos en la piel del protagonista, todos queremos un final feliz : )

Besos
RaKeL ha dicho que…
mmm...he tardado en pasar por akiii....me ha sido imposible con tanto trabajo...de aki para aya....supongo q es lo q tiene la navidad...jajajaaa...
y como no xikillo...tu blog ai q leerlo detenidamente viviendo cada momento, cada parrafo escrito...y mmmm...delicioso dulce para ir a dormir...el unico inconveniente q le encuentro q es solo una lectura ;P...jajaja...besicos nos vemos.
lorena ha dicho que…
"Y un grito ahogado marcó el final cuando todas las cuerdas de nuestros cuerpos se tensaron al unísono en una coordinada melodía celestial..."

tú relato sí que es música..



qué te pasa con el msn? Y, lo sé, ESA noche no es tan especial. Y, sí, a la mierda todas esas noches que en realidad son como todas las demás.

:) Acabo de llegar de la cena de navidad de la empresa. Y lo mejor de la noche...sin duda, leerte. :)
Lucina ha dicho que…
Oscar, una exquisita descripción de un mágico momento donde las estrellas son testigo de que a veces no es necesario la noche para apreciarlas.
Un beso
pati ha dicho que…
A mí me encantaría que hubiesen más actos placenteros... pero no sé si aguantaría tantas taquicardias.

:P

Soberbio (tú y el polvo, claro)!

Besines :)
Cris ha dicho que…
Insisto: me gustaría ver una precuela que describiera con detalle cómo te mueres por tirarte a su cuello cuando la tienes delante y cómo aguantas estoicamente hasta poder hacerlo, la tensión que se acumula hasta que alguien da el primer paso, y todo eso.
Oscar García ha dicho que…
Rakel, es bueno evadirse de las preocupaciones con estas cosas, y sí, lo malo es que solo es una lectura :P

Lorena, espero que fuese un buen colofón para tu cena de navidad jeje.

Lucina, hay muchas formas de ver las estrellas, y no todas pasan por salir al balcón como bien dices :P

Pati, los tendrás :P

Cris, todo se andará, como ves todo ha quedado abierto a posibles precuelas ó secuelas (véase encuentros placenteros, placenterísimos)

Besos
Alatriste ha dicho que…
¡Vaya nivel que está cogiendo esto! Je, je, je.
Enhorabuena compañero.
Despertaste mis sentidos en esta tarde de sábado. Lo tenía que haber leído por la noche. Je, je, je.
Un abrazo muy grande.
Oscar García ha dicho que…
Gracias capitán, es un relato que suscita pensamientos "escabrosos" jeje, por eso es mejor leer de noche.
Un Abrazo

Más leídas

Ojos tristes

De recuerdos hundidos

Completar el ciclo