Perros de presa

¿Cómo es la vida de un preso? ¿Y de una presa?

Mucha gente se ha imaginado alguna vez sus huesos en esa situación; excepto los cerdos a los que tarde o temprano les llega su san martín.

Álex siempre fue un paso por detrás de Javi; una amistad de las de quiero ser como tú pero me faltan huevos; algo que le recordaban bastante a menudo en los círculos por los que se movían.
Nacieron en un barrio bien, que es el calificativo de los que no viven ahí, pero quisieran. Todo fueron almohadas a sus pies muchos años antes de llegar hasta donde están hoy; tampoco se solían quejar salvo para pedir un poco más, y no tenían que insistir demasiado.
Crecieron bajo muchos ojos vigilantes, sufragados por la preocupación de unos padres atentos y estrictos; atados por el yugo de un control férreo que apenas les dejaba disfrutar de las invenciones de su imaginación infantil; e irónicamente envidiados por sus amigos, los de más baja estofa; los que no tenían hora de vuelta.

Sus vidas comenzaron a cambiar a su llegada al instituto; dos palomos en una jaula de gatos, así que tenían dos opciones: arañar o volar.
Javi pensó que si iba a pasar varios años allí, no sería arrastrándose por las esquinas con la cabeza gacha, así que decidió sacar sus garras y las de su amigo, que no solía pensar por sí mismo, y dejar claro a todos que habían llegado dos hijos de puta con los que debían tener cuidado.
Pero en realidad sólo eran perros de los que ladran mucho, por lo que se dedicaban principalmente a intimidar mediante amenazas, generalmente a niños enclenques y solitarios para así ir forjándose una fama que les precediera.

Con el tiempo su afinidad caminó por sendas separadas; Javi se estaba convirtiendo en un animal rabioso sediento de sangre mientras que Álex era más calmado, porque su alma no estaba podrida; sin embargo la agresividad y determinación de su inseparable amigo, aunque más que eso, el respeto hacia él, le impedían desarrollar personalidad propia, y le arrastraba día a día hacia el fondo del callejón.

Y así fueron evolucionando, pasando de cometer simples travesuras a pequeños delitos, relamiéndose y saboreando la adrenalina; pidiendo más.
Buscaban confrontaciones por cualquier motivo; robaban cosas que después destrozaban; rompían escaparates o quemaban cubos de basura por el simple hecho sentir la tensión de huir a toda prisa.

A esas alturas no buscaban hacerse notar; el instituto era agua pasada desde el momento en que empezaron a tener más faltas a clase que asistencias. Ahora no coqueteaban con el tabaco y las drogas, habían pasado de fumarse un cigarro clandestino en el recreo a comprarse sus paquetes; de probar alguna calada de los porros que les ofrecían a vender ellos mismos la mercancía.
Álex llevaba la cadena y Javi tiraba de ella.
Definitivamente cruzaron la línea el día en que, llendo colocados, casi matan a palos a un chaval que no llevaba dinero para pagarles las cuatro perras que les debía por unos cogollos de maría.
Empezaban a considerarse mafiosos de película, y les gustaba.

Cuando se dieron cuenta de que aquello se les estaba quedando pequeño, empezaron a pasar coca; se compraron un coche, colgaron en sus cuellos cadenas de oro y se hicieron con una pistola. Entonces las amenazas se convirtieron en su tarjeta de visita, para después pasar a las hostias sin previo aviso y a las palizas por simples miradas.

A los veinte años llevaban a sus espaldas un rosario de incontables credos; seguían viviendo con sus padres; éstos los consideraban estudiantes, y ellos estudiaban cómo vender más cantidad de droga sin que les pillasen.
Javi había conseguido hacer de Álex un hombre con cojones que no se achicaba cuando tenía que patearle la boca a un viejo que los hubiese mirado directamente a los ojos.

Vivían sin pensar en el pasado, sin importarles el futuro; ellos eran los que ofrecían una raya de coca mal cortada a las pequeñas Lailas para que se dejasen follar en los sucios lavabos de cualquier ratonera.

Pensaban que tenían la vida resuelta porque este mundo gira movido por el dinero y el miedo; ellos tenían de lo uno y proveían de lo otro a diestro y siniestro.

Pero la vida es dura hasta para quien es duro con ella; algo en lo que nunca había pensado Javi hasta el momento en que sintió atónito cómo una navaja le atravesaba el corazón desde la espalda; no se plantearon el hecho de que siempre hay un pez más grande y con dientes más afilados unos días antes, cuando le dieron una paliza al hermano de alguien con quien no debieron haberse metido.
Javi no tuvo oportunidad en su corta vida para matar a nadie; lo mataron a él. Sin embargo, antes de cerrar los ojos para siempre, pudo ver a su amigo Álex acribillar a balazos a su asesino. Después oscuridad.

Ahora, mientras uno es presa de los gusanos, el otro está aprendiendo lo que es recibir amor de preso en la cárcel.

Comentarios

Oscar García ha dicho que…
Estos días estaré en Madrid, así que hasta el lunes estaré ausente.

Espero que os haya gustado la historia de estos dos : P

1 beso
1 abrazo
1 cariño
y 1 todo lo que queráis : )
Ana ha dicho que…
Me ha gustado...Dura como la vida misma...
Pásalo bien en Madrid y vuelve con las pilas cargadas...
Muchos besos.
Ana ha dicho que…
Aunque es duro, me ha encantado. Me he metido en la historia. Pásalo bien en Madrid :D
Un beso.
Pepa Luna ha dicho que…
Echaremos de menos tus historias de cuatreros,aquí en la costa...
De Madrid al cielo...Besos!
soyborderline ha dicho que…
Atrapados en una espiral. No es fácil encontrar el camino que lleva a la autorealización, y no está mal, estar dentro de un juego auqnue éste sea peligroso y nocivo, y que termine conviertiéndose en un rompecabezas sin solución. Pero soy partidaria de la incoformidad de lo establcido, y en post del cambio.

Busando el cambio, el camino, uno puede llegar a perderse como tú cuentas. Eso no quiere decir que antes no etuviera perdido en una inmensidad incontrolable como la vida misma.

Un saludo.
acoolgirl ha dicho que…
Es una historia dura, pero real... ¿Cántos chavales habrá que quieran ser así o que ya estén empezando a serlo???

Un besitooo y suerte por Madrid!!
Anónimo ha dicho que…
que la pases muy lindo hermoso! amo leerte.

Sabryna.
Mamen ha dicho que…
Me encantó, porque escribes sobre algo muy real;)Disfruta de ese viaje:)

UN BESOOOOOTEEEE¡¡
Cemanaca ha dicho que…
Nota alta
como es costumbre.
Tan real como la vida.

Saludos conversos y buen finde.
Belén ha dicho que…
Dios mío... al final el pausado si que se convierte si...

me gustó mucho :)

Besicos
Esther ha dicho que…
Esta historia se repite más veces de las que quisieramos en la vida real, hay muchos javi y muchos alex que se tiran a la mala vida...Una pena.

besos
PinUp ha dicho que…
He aprendido en esta vida que nada, absolutamente nada, es gratis!
Si tu das, quedate tranquilo (o por lo contrario prepocupate), seguramente recibirás!

Muakssssssssssssssssssssss!!!!!
Buena estancia por Madrid!
Yurena Guillén ha dicho que…
El texto es de una dureza abismal desde la primera frase hasta el final y tiene un pequeño halo de lección ejemplarizante, al fin y al cabo, cada uno obtiene lo que siembra, o como bien dices, "la vida es dura con quien es dura con ella".
Pero también lleva implícito que, hasta en situaciones difíciles, uno puede elegir cómo debe vivir. Ellos eligieron ser tiburones para no ser peces. Lo que no tuvieron en cuenta es que siempre hay tiburones más grandes. La supervivencia.
Buen texto, óscar. Es de esos que definen perfectamente tu estilo. Besos.
Agua ha dicho que…
Simplemente magnifico! es un relato muy duro pero tan real, pasa cada dia a nuestro alrededor. Es tan facil caer en ese mundo y tan dificil salir bien parado de el...
Que vaya bien por los madriles!
Besos!
L . ha dicho que…
Muy bueno como siempre, para que después digan que la gente con la que te juntas no te puede influenciar...
Un beso y que te vaya muy bien por Madrid.
Elen ha dicho que…
(..)brillos mortales despuntan al alba, sangre que tiñe de malva el amanecer(...)
¿Recuerdas esa canción?.
Tus textos siempre traen música a mi cabeza.
Besos.
Mixha ha dicho que…
Me encantó la historia Oscar, espero te relajes en tu ausencia...

Pásalo muy bien y tu historia me empuja a retomar algunas cosas, besoss
Rosa ha dicho que…
como la vida cabrona marca caminos cabrones que los Javis y Alex de este mundo recorren hasta el final. Alguien que abra sendas alternativas por favor!!!!.
Besos.
CrisTicienTa ha dicho que…
Madrid..ojalá estuviera yo en Madrid. Hace ya tanto que quiero repetir esos viajes que no hacía allí..

Madrid es perfecto para pasear.
Leeré mañana, porque hoy no doy más de sí, pero venía emocionada a anunciarte que ya hay foto(s)

Tú dirás! Un abrazo
Lasosita ha dicho que…
Un estremecimiento.

Los rasgos personales de cada uno de ellos los construye como anticipo de lo que les depara el destino. Uno líder, otro sumiso, carente de la personalidad, fagocitado por el odio del primero.

Es lo que más me gusta de tus relatos. Tus personajes son dimensionales, jamás planos.

Un beso, y espero que hayas tenido un provechoso viaje!!
Alatriste ha dicho que…
Dura y real como la vida, como este triste mundo que nos contiene a todos. Pero tienes la rara habilidad de hacerte escuchar, de llamar la atención, de conseguir que se te siga y eso es difícil. Así que te aplaudo, pues ya no es que escribas bien, que eso es obvio, es que además sabes contar buenas historias. Es un placer haberte encontrado, amigo. Suerte por Madrid. Hasta pronto.
RaKeL ha dicho que…
bueno...es una historia fuerte...pero posible...porq hoy en dia y como esta la juventud...estos casos pasan...y es una verdadera pena...
que hayas disfrutado de tu viaje...
nos vemos.
besitos
TORNASOL ha dicho que…
hEY OSCAR BUENA HISTORIA, ME RECUERDA UNA PELICULA BRASILEÑA, NO SE SI LA HABRAS VISTO SE TITULA "CIUDAD DE DIOS"..Y TRATA ESTE MISMO TEMA K NOS RELATAS..

"Lucha y nunca sobrevivirás... Corre y nunca escaparás...".

SALUDINES..MUA!
Cris ha dicho que…
Ais, necesito una historia alegre....
Espero q te haya ido bien el fin de en Madrid.
Besotes.
Oscar García ha dicho que…
De nuevo por aquí : )

Gracias Ana, la verdad es que me ha venido bien desconectar.

Ana, es la vida, a veces blanca y otras negra.

Pepa Luna, ya estoy de nuevo por la "costa" : ) así que a seguir.

borderline, yo también suelo ser bastante inconformista, aunque en determinadas cosas.

gracias acoolgirl, chavales de esos muchísimos, de hecho conozco alguno...

Gracias Sabryna, a mi me encanta que me leas :p

Tan real como la vida mamen, por suerte, no demasiado común, aunque sí lo suficiente.

Gracias Cemanaca, encantado : )

Y tanto que se convierte Belén jeje.

Sí que es una pena Esther, y lo triste es su final.

Y que lo digas PinUp, absolutamente nada, pero como dices, da y te será dado : )

La superviviencia a veces nos hace no darnos cuenta de que nos estamos metiendo en una trampa Yurena, pero hay que sobrevivir a veces mordiendo.

Gracias Agua!! Un beso.

Si te dejas influenciar, acabarán haciendo lo que quieras Lorena, es cuestión de personalidad.

Me alegro Elen. Claro que recuerdo esa canción!! de hecho me encanta y fui a ver el musical jeje.

Mixha, espero que las retomes con fuerza, como debo hacer yo ahora con ciertas cosas tambien : )

Hay pocas sendas que abrir Rosa, y cada vez menos :_(

Madrid es genial para pasear Cristicienta. Ahora mismo voy a ver esas fotos!!!

Me abrumas con esas palabras Lasosita jeje. Gracias, eso es lo que me anima a escribir.

Un placer como siempre verte por aquí Alatriste, y más esas palabras que me dedicas. Este mundo es difícil de llevar a veces, pero es cuestión de plantarse y plantarle cara.
Gracias!!!

Rakel, los jovenes de hoy dia... jeje. Besos.

Tornasol, de hecho la vi hace un par de meses y es genial, siempre me la habian recomendado y nunca me decidi a verla. No tiene desperdicio. A mi tambien me recuerda mucho a esa peli.

Gracias Cris, alegre alegre... creo que esa palabra no esta en mi diccionario de historias jejeje.

Un fuerte abrazo a todos/as
decisiones para la vida ha dicho que…
!!!Que gran relato!!! Debería estar en las vidrieras de los centros comerciales, en los colegios, como lectura obligatoria, en las casas, como cuento antes de dormir...

Crudo, real...

Un abrazo,

Mona

Más leídas

Ojos tristes

De recuerdos hundidos

Completar el ciclo