Princesa

Princesa caminaba entre arcoiris cada vez que cerraba los ojos; era dueña y señora de un reino perfecto donde todo ocurría tal y como su mente lo creaba.
Una chica preciosa encerrada en un cuerpo frágil, sensible y bonito, porque nada es feo para quien sabe mirar desde el punto de vista adecuado; con unos ojos infinitos que no se llevaban bien con la imagen que le devolvía el espejo de su propia realidad; una chica elegante en un lugar demasiado pequeño y raro para ella, rodeada de monstruos que acosaban su especial forma de ver las cosas.
No entendía el significado del bien o el mal, solo vivía con arreglo a su presente.
Era única en su especie y estaba en peligro de extinción; el insensato mundo quería destruir el molde con el que fue creada porque algo tan especial solamente está reservado a dioses.
Levantaba su mirada y se expandían millones de luces descontroladas por el cielo, la tierra y los mares; hacía soplar huracanes, reventar volcanes y gritar al unísino millones de placeres extasiados de vida y orgasmos. Nada quedaba impune ante la existencia de una maravilla inconmensurable sobre una tierra limitada.

Princesa podía ser morena, rubia, pelirroja, castaña o como se le antojase; su presencia creaba un halo embriagador que lo empequeñecía todo a su alrededor, esparciendo millones de olores que penetraban hasta el fondo de todas las almas presentes y convertían crueles ejércitos en obedientes esclavos.

Era vida dentro de la vida; insuflaba confianza, alegría y todas las formas de amor comprendidas por la limitada mente humana; era el placer en sí mismo. Aunque no entendía de términos

Su desnudez no podía ser contemplada sin antes haber resuelto todas las deudas pendientes con el mundo; con ella no existía el sexo, sino el suicidio; y todos querían poner fin a su vida en un acto que los elevaba al sumo placer de mil existencias.

Tenía un nombre y un apodo por cada alma a la que poseía dependiendo de la percepción del mundo de cada cual, pero nadie sabía su nombre real.
Provocó guerras y vidas gastadas para ganarla, pero jamás consiguieron llevarse el premio de su grandeza porque nunca fue dueña de nadie; sólo de sí misma y de su tristeza al andar; pasos cabizbajos que fueron contagiando melancolía a raudales, lágrimas y sufrimiento; nublos repentinos sobre su cabeza. No estaba hecha para mentes incapaces de soportar tal magnitud y sus sentimientos eran la expresión de días aciagos o esplendorosos.

A veces le ocurría que el mundo se tornaba gris y comenzaban a llover palabras de pena y lágrimas matando la alegría del mundo que habitaba; entonces metía su cabecita entre las rodillas para llorar sin comprender qué ocurría, por qué tenía que ser así; y sus infinitos ojos eran mares de angustia llenos de naufragios. Todo ocurría sin previo aviso porque quizá los dioses querían castigar su existencia errada.
Tomaba frascos de pastillas y se recostaba a disfrutar de una muerte que no le había sido concedida, para despertar con sueños renovados y muchas letras en su mente.

Princesa tenía un rinconcito en el que se acurrucaba para plasmar en hojas de libreta sobre sus rodillas todo cuanto componía su mundo; era feliz echando una simple mirada y contemplando horizontes llenos de flores que se perdían mezclándose con un cielo impoluto donde sucedían historias de príncipes.
Cientos de ellas componían su vida en miles de líneas entramadas y desordenadas formando un puzzle inmenso que reordenaba en el mismo instante en que las observaba con un arcoiris del revés en sus labios.
Tenía una amiga, sólo una, que venía a verla para preguntarle cómo sería el nuevo día que le habían deparado los dioses; y comenzaba a relatar entusiasmada todas las alegrías de su especial existencia; una vida entre cuatro paredes acolchadas que para ella, sin embargo, eran puertas blancas e impolutas hacia un mundo distinto cada amanecer.

Comentarios

Ana ha dicho que…
Me he quedado pillada jeje. ¿Es una loca la que está pensando eso?
Un beso.
Oscar García ha dicho que…
Jajaja, bueno, el texto puede dar lugar a distintas interpretaciones, pero la idea de fondo es esa que dices Ana: una vida entre cuatro paredes acolchadas.
Todo eso está en su mente : )
Besos
Mamen ha dicho que…
Escribes fabuloso amigo Oscar¡¡ Me encantó¡¡.. y como yo soy una romántica soñadora, quito la imagen de loca y coloco en grande la de PRINCESA, jejejeje;))

BESOOOOSSS GUAPOOO¡¡
PinUp ha dicho que…
Y si no fuera porqué está así estipulado... quién dice lo que es cuerdo y lo que es loco?
Si no fuera por esas cuatro paredes, blancas, acolchadas estilo "chester"... Quién diría que la princesa es una chalada???
Sí todo está en su mente, sí, todos tenemos cosas en mente, más o menos desfasadas...
En fin... que estoy desvariando... A veces también me siento "PRINCESA"

Muakssssssssssssssssss!!!!
mar ha dicho que…
Alguien dijo que no es facil ser princesa, aun mas cuando tus sueños e ilusiones estan atrapados entre cuatro paredes.
Un besito y una estrella.
Mar
Reina ha dicho que…
¿Me dejas interpretar? Princesa no encuentra su sitio; princesa arrolla sin saberlo, sin darse cuenta si hace bien o mal, sólo quiere ser ella misma, solo quiere vivir su vida, sólo quiere amar y ser feliz, pero el resto, abrumados por el rol que les toca en la sociedad y que se supone aceptan, no pueden consentir ni comprender que una princesa tenga su propio criterio... ¿Sirve?

Bsss
Sensaciones ha dicho que…
Bella locura... tu escrito...tu princesa...

Me gusta tu forma de expresarte.
Un beso
Nebulina ha dicho que…
Genial ;)
Un besazo!
Belén ha dicho que…
Dices que solo tiene una amiga?

Ya tiene, ya...

Besicos
La chica de ayer ha dicho que…
Como dice Joaquín Sabina: ahora es demasiado tarde princesa...
Ana ha dicho que…
Pero que bien lo has descrito...
Muchos besos.
Agua ha dicho que…
Dejame ser princesa de este reino de locura que alberga mi cabeza.
Dejame ser la locura de esta princesa que perdio sus zapatos y no los encuentra.
Dejame se la princesa de tus locuras, la locura de tu princesa.

Me ha encantado el texto...dan ganas de ser princesa...o loca...

Besos de agua!
Marcela ha dicho que…
Alguien comentó alguna vez en mi blog que si no existieran las normas, no existirían los anormales. Caminar entre arcoiris, tener una forma especial de ver las cosas, vivir el presente y ser única en la especie, es algo que suena no solo lógico, sino deseable.
Hermoso relato.
Ojalá la princesa esté segura en su refugio.
Un beso grande.
Gara ha dicho que…
Q maravilla,tienes una forma de escribir q cautiva.

Quien dicta lo q esta bien o está mal,quien es el cuerdo y quien el loco?.Si la vida misma es una locura.

Muy bueno tu escrito,te sigo.

Besos.
Elen ha dicho que…
Vivir encerrado entre 4 paredes acolchadas, o entre pliegues de piel que delimitan nuestro propio yo..
El encierro nunca es bueno.
Besitos
Lucina ha dicho que…
Oscar
Una princesa, sin reinado y con sus fantasias, alimento de sus dias,
entre cuatro paredes, a veces la locura es la mejor amiga de la fragilidad de un ser.

Un placer haberte leido en este exquisito texto.
Un beso
L . ha dicho que…
Bf... me he quedado pensando después del texto, al igual que Ana he llegado a la conclusión de que era una loca y un poco creidilla también... jaja Me ha encantado, tienes una imaginación increible, siempre me sorprendes.
Un beso.
Lasosita ha dicho que…
Guau!!

Tu relato me trae recuerdos y el retrato de alguien a quien adoro. Una Princesa que forma parte de mi vida. Gracias por el jirón, Oscar, de verdad!!

Un gran abrazo...
Yurena Guillén ha dicho que…
El texto va ganando en intensidad a medida que transcurrre el relato. Se lee rápido y con interés. Me gusta cómo has desarrollado la idea principal que, sólo, muestras al final, en una frase.
Estos pensamientos no están lejos de la realidad. Cada persona ve el mundo con un par de ojos diferentes. Cada uno entiende la vida de manera diferente y todo, absolutamente todo, transcure en nuestro cerebro.
Muy, muy interesante. Un abrazo grande, Oscar.
DulcesSueñosIrreales ha dicho que…
Lo qe la imaginacion puede hacer en una simple mente. Hermoso relato =). Un beso. Te sigo-
Pepa Luna ha dicho que…
Por encima de todos los ejércitos.
Con los labios muy pintados.
Con mi hermano. "Aunque no entendía de términos",el lince que no se extingue...a mí me encantaría que alguien me viera como tú ves a tu Princesa... Te devuelvo los besos llenos de versos... ¡Eres tan enamorable,Oscar!
Jezabel ha dicho que…
pricesa parece la primavera. Besicos
Estela ha dicho que…
Una princesa un tanto rara no? un beso :)
Marta ha dicho que…
Es precioso. Al final todo está en nuestra mente. Y, en muchas ocasiones, esos a los que llamamos "locos" van y ven mucho más allá que el resto.

Si os interesa el tema, os paso el link de una carta resumida de una chica con esquizofrenia: http://martaparreno.blogspot.com/search/label/locura
Marisa ha dicho que…
Una loca maravillosa, Oscar.
Una historia romántica pero con
fondo un poco triste.
Un saludo desde Galicia.
Oscar García ha dicho que…
Mamen, puedes poner la imagen que quieras, para eso está la imaginacion :P

Eso es Natalia (uys, qué raro se me hace llamarte así :P ), quién dice que ella está loca y los demás cuerdos? Igual es una auténtica princesa y nosotros los locos. Un besazo.

Ella es princesa a su manera mar.

Reina, por supuesto que te dejo, y claro que sirve esa interpretación, más alegre y quizás, más acertada.

Gracias Sensaciones, es un placer tenerte por aquí.

Otro besazo Nebulina.

Es verdad Belén, hoy podemos sentirnos afortunados si contamos con un amigo/a, pero de los de verdad.

Nunca es tarde Chica de ayer.

Gracias Ana, más besos para tí.

Puedes ser la princesa de todas las locuras del mundo mientras seas dueña de ellas Agua, mientras nadie te diga que estás loca o cuerda. Un beso.

Nada es feo si se mira desde el punto de vista adecuado Marcela : )

Gracias Gara. Estamos sujetos a unas normas que a veces no entendemos, y no hablo de leyes, si no de interpretaciones.

Los encierros no son buenos si son forzados Elen.

Cuando no hay otros, la locura puede ser un amigo Lucina.

Un poco creidilla no Lorena, simplemente son deseos contenidos : )

Me alegro Lasosita, gracias a tí por tu visita.

Yurena todos tenemos un mundo entre las cuatro paredes de nuestra habitación, y todos somos príncipes o princesas en él.

La imaginación es infinita SueñosIrreales.

Lo soy Pepa Luna? Gracias por tus versos, y por tus besos.

La primavera de momento no Jezabel, a mí me da alergia.

Rara a la vista de según quién Estela, pero igual sí jeje.

Muchas gracias por el enlace Marta, voy a ponerme a leerlo ya : )

Gracias Marisa, un beso y gracias por tu visita.
Castrodorrey ha dicho que…
Oye Oscar, que bien escribes!!
¡Ayyy...esas princesas que nos traen por la calle de la amargura!!
También para mi es un gustazo leerte amigo. Veo que compartimos idéntica afición por escribir de ellas, por ellas y para ellas. Ya irás conociendo mi obra, que tengo un montonazo de cosas inspiradas por "nuestras" princesitas de pies de cristal, ojos rasgados y soñadores, cabellos largos y suaves, que se mecen como el trigo cuando el viento los acaricia. ¡Vaya, que cursi me ha salido...jajajaja
Un abrazo.
la inkilina ha dicho que…
Soñar..estoy despierta.. o es un sueño..

Un café??
Clarita ha dicho que…
Es bonito encontrar princesas en todos los estados emocionales, asi tendríamos la princesa de la tristeza, la de la alegría y la de la bonita y respetuosa locura!Que forma tan dulce y tan grande de describir un estado del que todos huyen, pienso que la locura en su justa medida es necesaria!Que mundo más aburrido sin una pizca de locura en nuestras vidas, sin esa princesa!!
Me ha encantado, sobra decirlo, un besote enorme
Marinel ha dicho que…
Creadora de sus propios mundos encorsetados entre esas cuatro paredes acolchadas, donde cada amanecer Princesa era reina y señora del mundo, gobernándolo con delirios de dama altiva y orgullosa.
Entre muros impolutos,Princesa era todo lo que sus sueños pudieran permitirle...enredados en su locura...
Preciosa entrada,Oscar.
Besos
LOBITO ha dicho que…
Supongo que una mente tan complicada si no sabe controlarse, termina en total paranoia. En fin... un relato muy bien organizado. me ha gustado ver como mantenia mi interes hasta el final.

Un beso enorme, te lo mereces.
RaKeL ha dicho que…
locura dulce locura...mejor hablamos...jajaja...besitos
rOo RAMONE ha dicho que…
Soy de esas que esperan ser reinas.

Unbeso
soyborderline ha dicho que…
Tú llamas princesa a quién otros llaman loca.
y fíjate, la embriaguez de la locura puede ser más bella que la realidad desdibujada siempre y cuando, nadie intente frenarla.

Un saludo.
Cris ha dicho que…
Se lo dejé comentado tb a Rosa: hace tiempo, en otra etapa de mi vida, estuve trabajando en casa de una señora, para ayudarle a hacer las cosas porque le habían dado dos infartos cerebrales y no controlaba mucho.
Mi trabajo consistía más que nada en vigilarla, porque físicamente estaba mejor que todos nosotros juntos y emocionalmente era más feliz que nadie. Yo sólo vigilaba que su mundo imaginario no afectara al real.

Besos.
Natacha ha dicho que…
Oscar, la mente puede regalarnos reinos cuando solo tenemos cuatro paredes,
Colores cuando vivimos dentro del gris...
la mente, el órgano más poderoso...
Me gustó mucho, eres un excelente escritor.
Un beso, cielo.
Natacha.
Oscar García ha dicho que…
Castrodorrey si es que no es para menos jeje.

Lo que prefieras Inkilina, lo que más te guste.

Qué seríamos sin una pizca de locura Clarita. Como dices, es necesaria para vivir.

Todos somos al fin y al cabo lo que nuestros sueños nos permiten Marinel. Otra cosa es que podamos hacerlos realidad.

Las paranoias son lo peor de la mente porque nos hacen desconfiar de todo y todos Lobito. Hay que huir de ellas.

Eso Rakel, mejor hablamos ahora que podemos jeje.

Mientras tanto no está mal ser princesa rOoRamone. Gracias por tu visita.

Precisamente porque quién es loca y quién princesa Borderline?

Mientras no hagan daño a nadie Cris, dichosa ella en su mundo feliz.

Gracias Natacha. La mente es poderosa y peligrosa.


Muchas gracias a tod@s por leerme.
Un abrazo fuerte.
lascivia ha dicho que…
En realidad recorrí los comentarios y pienso igual que Ana, gracias a Dios su delirio le dejaba tener moentos de alegría aunque en sus horas de lucidez llorara su destina...nada más triste y más terrible que el aislamiento y la soledad (y lo digo por experiencia).
Oscar, como siempre maravilloso.
Besos lascivos, bonito.
Reina ha dicho que…
Tal vez antes que reina sin reino, fui princesa sin lugar...
Bss
Bambú Blanco ha dicho que…
Princesa, siempre princesa. Antes que loca, nació princesa. Y aunque loca, es princesa.
Un saludo.
lys ha dicho que…
Así es, el mundo interior de las personas puede quedar atrapado como pájaro en jaula y salir sólo transformado a su manera. Y a veces pienso que están mejor en su mundo, mundo al que pueden dar brillo y el color que quieran.
Disminuir o dale intensidad al color del cielo, cambiarle los colores al arcoiris, estrechar los mares hasta tocar la otra orilla... En fin, en el mundo del loco todo es posible. los "cuerdos" estamos más limitados.

Una gran imaginación, para hacer soñar.

Más leídas

Ojos tristes

De recuerdos hundidos

Completar el ciclo