Adversarios

Siéntate a repasar los fríos versos que te traigo, coge aliento; no te sueltes; siente el viento; no despiertes.
Mantén los ojos cerrados para ver pasar, alados, sinsabores del pasado. Rehenes voluntarios, de actores protagonistas, de una mierda de teatro del que somos los artistas. Trapecistas y payasos, subidos en una cuerda, mayordomos y sirvientas: infelices adversarios...
Batallas cruentas que dejan pieles curtidas, y el tiempo se acaba sin salvar las murallas, sin medallas que valgan, porque nada merece en unas guerras perdidas.

Comentarios

Más leídas

Ojos tristes

De recuerdos hundidos

Completar el ciclo