Te quiero demasiado


Y ese amor hace que me cueste muchísimo soportar esta vida, viéndote sufrir. Estoy aquí para todo lo que necesites, te atenderé mejor que cualquier enfermero, porque yo no siento lástima, sino amor. Una profunda devoción por la persona que me ha dado la alegría durante todos estos años.
No lo puedo soportar más. Cada vez que me acerco a tí, y veo que no puedes moverte, se me acongoja el corazón y me resbalan las lágrimas irremediablemente, aunque intento que tú no me veas.

No quiero despedirme de tí, quiero que estemos juntos para siempre, quiero irme contigo donde tú vayas, agarrarte de la mano y no soltarte jamás.

Cada día me agradeces con tu mirada y tus palabras todo lo que hago por tí, pero soy yo quien agradece tenerte a mi lado, que podamos estar todos los días juntos, mirarnos, charlar entre los golpes de dolor que nos atacan a cada instante, y que nos hacen difícil soneír. Pero aún así lo hacemos, porque es más grande la alegría de estar juntos que todos los dolores del mundo.

Sufro mucho viéndote así. Sufro por querer y no poder.
Nos vamos juntos, porque prefiero la vergüenza de que piensen que somos cobardes, a vivir sufriendo.
Te quiero demasiado.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Podria ser muy bien el argumento de una pelicula. El final de la historia seria parecido al de La casa de arena y niebla.

¿Qué sentimiento tan profundo puede llevarte a hacer algo asi?

Más leídas

Ojos tristes

De recuerdos hundidos

Completar el ciclo