Hay algo...

...que me come las entrañas desde que perdí (por propia voluntad) aquel precioso tiempo para gastarlo en escribir.

Justo aquello que no distingue entre ricos y pobres, entre quien nació con suerte y el que no la ha tenido en la vida. Placer y tortura. Instante o eternidad.

Todos necesitamos más tiempo, la gracia está en saber disponer del que tenemos.
...

Comentarios

Más leídas

Ojos tristes

De recuerdos hundidos

Completar el ciclo